ENTORNO

img_20170227_090622.jpg

Perteneciente a la provincia de Zaragoza, Partido Judicial de Ejea de los Caballeros y a la Comarca de la Hoya de Huesca, SANTA EULALIA DE GALLEGO/SANTOLARIA, se encuentra situada al noroeste de la provincia de Zaragoza, en la franja prepirenaica, dentro de las estribaciones de la Sierra de Santo Domingo, en la margen derecha del río Gállego, y cerca del barranco de Morán, entre la Sierra de Salinas, al norte y la Sierra Estronad, al sur, en la zona denominada LA GALLIGUERA, a 508 metros de altitud y con una extensión de 29,5 Km.2 de extensión.

De calles empinadas y con algunos edificios de piedra trabajada y escudos nobiliarios en alguna casa, el casco urbano se asienta sobre la ladera del cabezo de San Pedro, desde el que se divisa una magnífica vista panorámica del valle medio del rio Gállego, los Mallos de Riglos, Riglos, la sierra de Loarre y el cerro de San Miguel de Ayerbe. El trazo urbanístico tiene una estructura concéntrica y radial, entorno a la Plaza Mayor, donde se sitúan los edificios públicos, la Casa Consistorial y la Iglesia Parroquial, y donde además se centraliza la vida social.

Próximos al casco urbano destacan los altos de Las Gordas (741 metros), Las Fondazas (717mts), Santa Quiteria (712mts de altitud), donde se asienta la Ermita de Santa Quiteria, edificio románico de transición, a la que se realizan dos romerías al año, Lacasta (651 mts), Puimascaron (738 mts) y Santa Eulalia (710 mts), cortados todos ellos por barrancos.

Accesible por un camino de tierra, a 6,2 km.se encuentra la aldea de SIERRA ESTRONAD (670mts.) que estuvo despoblada durante muchos años, durante los cuales muchas construcciones fueron saqueadas, quedando al borde de la ruina.

Historia:

El origen se remonta a la edad media donde se documentan asentamientos de monjes procedentes de las Cinco Villas. Anteriormente se había utilizado como zona de Caza. Hay sospechas de asentamientos anteriores junto al río Gállego en la “coroneta de Buenaluque” con algún tipo de construcción defensiva o de vigilancia del río.

La Iglesia Parroquial de Santa Eulalia en origen románico, sufrió modificaciones en el siglo XVII. Accedemos al interior a través de una portada en arco de medio punto, una vez dentro destacan el retablo mayor del siglo XVII, una talla barroca de Cristo y la imagen de San Roque de fines del siglo XVI.

Monumentos:

Iglesia dedicada a Santa Eulalia /Santa Olaria

Frontón de la Plaza Mayor

Lavadero de la Fuente Nueva

Fuente d’o lugar

Fuente Andrea

Ermita de San Juan de Barto

VISTA SUR DEL TEMPLO

Ermita de San Pedro Mártir

 

Ermita de Santa Quiteria

El “Pontaz”, restos de un pilar en el centro del río muestra la estructura de un puente inconcluso ouna base para un paso de madera. Las formas del “Molinaz” antigua fábrica de Harina muestran algún tipo de posición defensiva para cobro de peajes.

Monumentos civiles

  • Frontón de la Plaza Mayor
  • Lavadero del Barranco
  • Fuente d’o lugar
  • Fuente Andrea
  • Puente de Hierro en el Río Gállego
  • Casa Arbués (Arquitectura Civil)
  • Pozo i Chelo

Romería a Santa Quiteria en la Pascua de Pentecostés.

En honor a San Antón, patrón de la Sierra Estronad el 17 de enero.

Hogueras en honor a San Babil el 21 de enero

Hogueras en honor a San Sebastián el 20 de enero

Hogueras en honor a San Babil el 24 de enero

Hogueras en honor a San Pablo el 25 de enero

Hogueras en honor a Santa Águeda el 5 de febrero

En el mes de abril y coincidiendo con fín de semana Feria del Vino: en ella podemos degustar todos los vinos on denominación de origen Ribera del Gállego acompañados de un agapé gentileza del Ayuntamiento de Santolaria.

El Viernes Santo se realiza un Vía Crucis y por la noche una procesión en el que se apagan toda la iluminación de la localidad, quedando como única iluminación la de las velas y bombillas de las ventanas y balcones de las calles por la que transcurre.

En honor a la Santa Cruz el 3 de mayo.

El  día 24 de junio romería en honor a San Juan de Barto

Fiestas mayores en honor a la Virgen y San Roque entre el 15 y 20 de agosto

Entre finales de octubre y principio de noviembre Jornadas Micológicas donde degustamos durante la cena productos relacionados con setas

En honor a Santa Eulalia, el 10 de diciembre. Durante el puente de la Constitución tenemos una comida popular de “arroces”

Santa Lucía, el 13 de diciembre, celebrándose ambas . en un mismo día durante el puente de la Constitución.

Costumbres: Las gentes del pueblo mantienen el uso del aragonés, conociéndose la localidad por el nombre de Santolaria de Galligo en este idioma.
Es uno de los pocos municipios de la provincia de Zaragoza, (menos de 10 en total) que todavía lo conserva.

Ermita de Santa Quiteria: es una ermita situada en una pista que sale en el kilómetro 7 de la carretera que une los pueblos aragoneses de Ayerbe y Santa Eulalia de Gállego. Esta pista sale a la izquierda de la carretera y está marcada como BTT. A lo largo de toda ella se encuentran numerosas cabañeras que hace que se continúe andando por la pista principal. La pista lleva hasta un pinar y más adelante hay un despejado collado. En este punto la pista se bifurca haciendo que la bifurcación hacia la izquierda sea la que lleve a la ermita Esta ermita pertenece a la Hoya de Huesca o Plana de Uesca, aunque se encuentra dentro de la provincia de Zaragoza, puesto que la provincia de Huesca acaba unos kilómetros antes de llegar a la pista que lleva a la ermita Fue construida el 1 de enero de 1981 y pertenece al municipio de Santa Eulalia de Gállego. Tiene una altura de 4,5 metros de alto y posee un campanario en lo alto de ella

En esta ermita se celebra la romería de Santa Eulalia de Gállego en la Pascua de Pentecostés. . Esta caminata termina con el toque de las campanas al llegar a la ermita y que posteriormente para deleite de niños y adultos irá sonando a lo largo de toda la jornada. Al finalizar la misa se canta el gozo a Santa Quiteria. Desde hace unos años gracias a la Cofradía que lleva su nombre se realiza una comida de hermandad en la que se reúne gran parte de los habitantes,  hijos y nietos de Santolaria.También en agosto, el domingo anterior a las fiestas patronales de la Virgen de agosto y San Roque se sube a la ermita con la misma devoción e ilusión por los habitantes de Santolaria. Numerosas rutas tanto andando como en bicicleta llevan a la ermita. Una de las rutas más conocidas es la Vuelta a Sierra Mayor, la cual empieza y finaliza en el pueblo de Ayerbe. Es una ruta de carácter circular y bastante desnivel acumulado. Esta ruta se realiza en bicicleta y permite observar extensas áreas deshabitadas así como grandes bosques de diferentes tipos de vegetales todos ellos entre las provincias de Huesca y Zaragoza pero sin salir de la comarca de la Hoya de Huesca. La mayor parte del trayecto transcurre por pistas, normalmente en buen estado pero con tramos deteriorados debido a la acción del agua y a lo inconsistente del terreno.  Fauna La variedad de biotopos que se encuentran desde las crestas de las Sierras hasta el fondo de la Hoya, las grandes extensiones de montes y sierras de indudable valor y riqueza forestal que rodean la comarca y la conservación aunque sea a nivel residual de vegetación autóctona en “marguines”, sotos, barrancos, cabañeras y tierras dejadas en abandono, así como las islas de vegetación que sobreviven a roturaciones e incendios; han permitido escapar de momento a esta comarca del tremendo deterioro ecológico que están sufriendo los montes de la provincia en los últimos 50 años (talas y roturaciones de los carrascales y cajicares del somontano, incendios, monocultivos, aplicación de insecticidas sobre todo en las estepas agrícolas…)Esas importantísimas “islas” de vegetación autóctona que han quedado desperdigadas por el territorio son refugio para gran variedad de especies vegetales y animales, y han permitido colonizar de nuevo muchos ecosistemas dañados en el pasado. Para los lepidópteros ropaloceros (las mariposas diurnas) de la comarca todas estas condiciones son fundamentales para mantener una variedad y frecuencia de especies tanto locales como migratorias muy importante.img_20160514_172422

A lo largo del año están presentes aquí especies de todas las familias, y cualquier paseo por caminos, sendas o barrancos, va a permitir contemplar tanto el vuelo desordenado y pardo de los satíridos como el aleteo majestuoso y colorido de algunos de los ninfálidos más hermosos, para seguidamente ver planeando grandes y lentos papiliónidos  (como la “machaón” o la “apollo”) rodeados de las más pequeñitas y rápidas especies de licénidos y hespéridos.
El emplazamiento en la comarca de una de las mejores reservas de Europa de buitre leonado otorga a la zona un especial atractivo para ornitólogos y naturalistas.Otras aves que pueblan el territorio son azores, becadas, búhos reales, cárabos, carboneros, codornices, cuervos, golondrinas, gorriones, grajos, halcones, herrerillos, lechuzas, mochuelos, palomas, perdices, petirrojos, tordos y quebrantahuesos.Moran también mamíferos: ciervos, conejos, corzos, jabalís, liebres y zorros y algunos otros vertebrados culebras, lagartos, ranas y sapos.La caza es otra de las riquezas de la zona, practicándose tradicionalmente la caza menor y dejando solamente el jabalí para la caza mayor.

Vegetaciónimg_20160519_145024Variedad en la vegetación. Mucha superfice es ocupada por tierra de labor muy bien utilizada y circundada por matorral que convive con las aliagas, boj, enebro, gayuba, lavanda, romero, tomillo. El Arbolado natural más difundido está compuesto por la carrasca y el pino carrasco, mientras que el arbolado de repoblación se compone de pino albar y pino laricio. Es de destacar la gran variedad de setas que germinan en la zona: boleto anillado, boleto granulado, cabrilla, capuchina, champiñón silvestre, colmenilla, negrilla, orellana, pie azul, rebozuelo anaranjado, robellón, robellón avinagra

¿Qué visitar en la redolada?

Sendero Histórico por Aragón (GR-1)Sendero Histórico por Aragón es el tramo oscense del Sendero de Gran Recorrido GR-1 que arranca en las ruinas de Ampurias hasta llegar al otro extremo de la península, en Finisterre. Este tramo va de Puente de Montañana hasta San Felices.
Pequeño núcleo despoblado situado junto al río Gállego, lo encontramos al sur de Sabiñánigo , cerca de la carretera, a unos dos kilómetros del Hostal de Ipiés. El acceso lo realizamos por el llamado Puente del Sol, puente documentado en el siglo XIV. Fue destruido en la guerra civil, año 1938 y posteriormente restaurado en 1984.

Riglos

Riglos es una localidad oscense situada en el Prepirineo Aragonés, en la comarca de la Hoya de Huesca. La belleza de su paisaje y sus únicos y majestuosos Mallos de Riglos lo convierten en uno de los pueblos más atractivos del Alto Aragón.Riglos se asienta bajo sus conocidos Mallos y recibe cada año miles de visitantes de toda Europa atraídos por su entorno natural y por las posibilidades deportivas que ofrece, con la escalada como gran protagonista y con vías ferratas y rutas de senderismo como complementos perfectos.El pueblo de Riglos atrae también por su Centro de Interpretación de las Rapaces, un lugar ideal para observar y aprender de la rica variedad de estas aves que habitan en “el Reino de los Mallos”, entre las que destaca una de las más numerosas colonias de buitres leonados de Europa.

Reino de los Mallos

El Reino de los Mallos es una de las zonas de mayor belleza en la provincia de Huesca y un importante enclave del Prepirineo Aragonés. Los pueblos que forman este territorio, que fue reino independiente en el año 1097, pertenecen a las comarcas de la Jacetania y la Hoya de Huesca. La naturaleza es pieza clave en la magia de este reino. Su singular terreno, surcado por las salvajes aguas del río Gállego, alcanza su máxima expresión en los Mallos de Riglos, una formación geológica impresionante y que junto a los Mallos de Agüero dan nombre a la zona.En

En este entorno la oferta de actividades y deportes es inagotable, con protagonismo de la escalada y de las vías ferratas pero con alternativas como barranquismo, senderismo, parapente, rutas a pie o en BTT, paintball, rafting, hidrospeed y piragüismo. Los amantes de la naturaleza pueden visitar también el Centro de Interpretación de Rapaces de Riglos desde el que contemplar, entre otras especies, una de las más grandes colonias de buitres leonados en Europa.El Reino de los Mallos es rico en naturaleza pero también lo es en historia y en cultura. Alberga interesantes monumentos y construcciones de arquitectura popular pero destacan sobre el resto la Colegiata de Bolea y el Castillo de Loarre, el castillo románico mejor conservado de Europa.

Hoya de Huesca

La Hoya de Huesca es una comarca aragonesa en la que se encuentra Huesca, capital de la provincia del mismo nombre. En pleno Prepirineo Aragonés, la comarca está coronada por el Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara y cuenta con una ubicación privilegiada entre el Pirineo y la Depresión del Ebro.El legado histórico y cultural de la Hoya de Huesca es inmenso. La Catedral de Huesca, la iglesia románica de San Pedro el Viejo, la ermita de San Miguel de Foces, la Colegiata de Bolea y el Castillo de Loarre, el castillo románico mejor conservado de Europa, son algunos de los ejemplos de una tierra que conserva sus tradiciones tan bien como su arquitectura.

Huesca

No menos impresionantes son sus paisajes naturales, entre los que destacan la belleza de la Sierra de Guara.

Sierra de Guara

Prepirineo Aragonés

El Prepirineo Aragonés es una zona ubicada entre el Pirineo y la depresión del valle del Ebro. Está formado principalmente por tierras de la provincia de Huesca pero abarca también la comarca zaragozana de las Cinco Villas. La belleza de sus paisajes y su enorme patrimonio histórico, cultural y artístico hacen del Prepirineo una zona de especial interés

FB_IMG_1542880283620_1

En su extensión destacan zonas naturales como el Parque Cultural del río Vero, el Reino de los Mallos, el valle del Isábena, San Juan de la Peña y Monte Oroel y el Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara, que componen una naturaleza de gran belleza y variedad y que albergan historia y arte a partes iguales, con ejemplos como el arte rupestre del río Vero declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. A la belleza de estas zonas se une la riqueza histórica y patrimonial de las ciudades y pueblos de sus comarcas.

San Juan de la Peña

Iglesia de San Salvador

Museo de la Electricidad

Este museo se encuentra en una antigua fábrica de harinas que funcionó desde 1900 hasta 1965.En ella se expone una interesante colección de piezas procedentes de la antigua central eléctrica a orillas del río Gállego.

Mallos de Riglos

Los Mallos de Riglos son unas formaciones geológicas de tipo mallo situadas en la localidad de Riglos, en la provincia de Huesca, unos 45 km al noroeste de Huesca capital, en las sierras del Prepirineo oscense.Alcanzan los 275 metros de altura máxima (espolón norte del Pisón) y se caracterizan por sus grandes paredes verticales o incluso desplomadas, muy apreciadas para la práctica de la escalada.

Museo d’o Segallo

En la planta baja de la Casa d’o Segallo se ha creado este museo etnológico. El museo guarda piezas heredadas de la misma familia, casi un millar de objetos como gramófonos, aparatos de radio, máquinas de hilar, fotografías antiguas, libros, relojes, ajuares de novia y mucho más.

Resultado de imagen de foto museo d o segallo aguero

Concilio

 

TEMPLO DESDE EL SURESTE, Y ´PAJAR-MONASTERIO´,  A PONIENTE

 

 

Museo del órgano en Agüero

Este museo expone objetos y piezas de diferentes órganos

Museo del Órgano

Ayerbe

Situada en una depresión erosiva excavada en la facies margosa terciaria, a la izquierda del río Gállego goza de cielo alegre y clima saludable. Se encuentra en la carretera autonómica A-132 con dirección a Pamplona.Tiene estación de ferrocarril en la línea de Madrid a Jaca y Canfranc

.Resultado de imagen de foto de ayerbe

Componen su territorio 6.329 ha que limitan por el norte con los términos de Las Peñas de Riglos y Loarre; por el este con Loarre y Los Corrales; por el sur con Lupiñén-Ortilla, y por el oeste con Biscarrués y Murillo de Gállego. Con terreno apto para el regadío, en general es de secano, flojo y pedregoso formado por extensos llanos salpicados por pequeños cerros aislados. La encina, el almendro, la vid y el olivo ocupan gran parte de la tierra también poblada por romeros, aliagas y otros arbustos en añadido de las hierbas de pasto, sustento de ganado y una infausta caza de conejos, liebres, perdices, palomas.

Resultado de imagen de foto de ayerbe

El núcleo urbano gira en torno a dos suntuosas plazas cuadrilongas custodiadas por el que fue palacio de los Marqueses de Ayerbe (siglo XVI) declarado Monumento Histórico Artístico el 3 de junio de 1931 y hace acopio de una arquitectura doméstica atractiva anexa a otros edificios arquitectónicamente distinguidos que hacen la visita a Ayerbe de especial atracción. Es orgullo de los ayerbenses el haber compartido, en otro tiempo, diez años de la vida del premio nobel de Medicina Santiago Ramón y Cajal, promocionando su recuerdo con un museo y centro de interpretación a su memoria, además de contar en la Biblioteca Pública de Ayerbe con una sección “Cajal” con más de 250 obras y documentos al alcance de cualquier interesado.

Patrimonio artístico Palacio de los Marqueses de Ayerbe Palacio de los Urriés hoy Palacio de la música “el Pilar”.

Palacio de Ayerbe

También conocido por Palacio de los marqueses de Urriés es un gran edificio del Siglo XV con elementos gotizantes y restos de un patio interior renacentista. Situado en el centro de la población, es símbolo de identidad de la misma. Es una construcción de sillares cuidadosamente cortados, con entrada bajo arco de dovelas y escudo de armas.Fue finalizado en tiempos del emperador Carlos I de España por el señor de la baronía de Ayerbe, don Hugo de Urriés, y su esposa Greyda de Lanuza. Durante la Guerra de la Independencia sirvió de fortificación a los franceses. A principios del Siglo XX es propietaria la familia Coiduras. Declarado Monumento Histórico Artístico el 3 de junio de 1931, fue transformado en floreciente comercio hasta la década de los años 1970. A principios del siglo XXI, Mª José y Marta Coiduras venden el palacio a José Mª Romeo y su mujer Carmen Ruiz. Tras casi cuatro años de acondicionamientos, en julio de 2004 abrió sus puertas como escuela privada de música con el nombre de Palacio de la Música “El Pilar”.

Resultado de imagen de foto de ayerbe

Torre del reloj

Levantada en 1798, es un edificio exento que está situado en la plaza, junto al Palacio. Es construcción única en las comarcas del contorno, diferenciado de la iglesia o Ayuntamiento. Fábrica de sillares de un cuerpo liso que tiene una sencilla puerta adintelada. Es obra de Tomás Gállego y se levantó con los restos de la torre de la parroquia de Santa María de la Cuesta, que desapareció entre 1750 y 1798, y con el fin de suplir a dicha torre, puesto que tenía, desde 1593, reloj y campana horaria.
Iglesia de San Pedro

Construcción de sillería, sillarejo, ladrillo y tapial, ofrece obra de varias épocas. Nave de cinco tramos y capilla mayor poligonal. La decoración del interior del templo es de concepción neoclásica. Hay coro a los pies sobre lunetos y con frente de arco carpanel. Fachada con decoración programada, toda ella es de piedra y concentra su decoración en la portada. La portada está protegida, en el interior, por un biombo de madera, de tableros lisos. La iglesia, hoy, no tiene torre. Su fábrica es del S.XVI, conservando obras de diversas épocas. Cuenta con un museo religioso importante y un órgano, de trompetería vertical y horizontal, de mediados del S.XIX. Era la iglesia del convento de dominicos, advocación de Nuestra Señora del Remedio, fundado por don Hugo de Urriés y Ximénez de Cerdán, VIII Señor de la Baronía de Ayerbe, y su mujer doña Greyda de Lanuza, poniendo la primera piedra el año 1543 y se acabó en 1548 habiendo fallecido Hugo. Tomó posesión del convento Fr. Tomás Esquibel, prior de Predicadores de Zaragoza y vicario general de la Corona de Aragón, trayendo consigo a once religiosos. La consagración la ofició don Francisco de Urriés, obispo de Urgel, dedicando el templo en honor de la Anunciación de Nuestra Señora, con el título del Remedio.En el presbiterio de la iglesia, se construyó el panteón para la familia Urriés. La iglesia se comunicaba con el palacio por un camino largo cubierto.Como consecuencia de la Desamortización, el convento fue abandonado por los religiosos dominicos y destinado a posada. Su biblioteca y demás objetos de valor desaparecieron.Durante la Guerra de la Independencia, los franceses se encerraron y atrincheraron en la iglesia y torre campanario del referido edificio. En 1810 las tropas nacionales no tuvieron otro remedio que prenderle fuego para que la desalojaran las tropas napoleónicas. El día 11 de abril de 1855 se inauguró como parroquia de San Pedro, después de repararse y acondicionarse, bajo la tutela del arquitecto Ramón Villanueva, con una subvención del Gobierno de la reina Isabel II, merced a las activas gestiones del entonces párroco Don Jaime Borra y las diligencias practicadas por el ayerbense Don Mariano Soler, por entonces Magistrado de Pamplona. El 25 de febrero de 1861 un incendio destruyó el retablo del altar mayor, que fue regalo del marqués de Ayerbe. Desde el 26 de mayo hasta el 10 de octubre de 1866 realizaron el actual retablo por obra del escultor Eugenio Serrano, cuyas imágenes elaboró José Pueyo. En la década de los 80 del siglo XIX, desmontaron la torre de esta iglesia y en mayo de 1968 inauguraron la nueva configuración del altar mayor, después de la reforma que le dio el aspecto actual.

Torre de San Pedro

Planos de la Colegiata de San Pedro.

Torre de San Pedro de Ayerbe 

Edificio adosado a los restos de la antigua colegiata, desaparecida en el s. XIX. Su fábrica es de sillería que conserva marcas de cantero al exterior y al interior. Tiene tres cuerpos, de los cuales los dos últimos son el campanario. El edificio de la torre es románico, del s. XII, y fue declarado Monumento Arquitectónico-Artístico el 14 de julio de 1924. La Colegiata de San Pedro, con acuerdo afirmativo del Supremo Consejo de Castilla, tuvo que ser demolida por los ayerbenses porque amenazaba inminente ruina. A principios del siglo XIX, la bóveda comenzó a resentirse y a abrirse, ya que sus puntos de apoyo no resistían el empuje que recibían, de tal forma que se empezó a agrietar, por lo que el Cabildo eclesiástico se abstenía cuanto podía de hacer celebraciones en ella pasándolas a la iglesia del convento dominico.

Hospital viejo

Edificio sencillo, construido en sillería y tapial con arco de medio punto de dovelas para entrada y tres ventanas coronadas con un sencillo frontón.Castillo musulmán

Castillo musulmán.

En lo más alto del cerro, en cuyas faldas está el pueblo, hay restos de una construcción que se remonta a época musulmana y debió ser rehecho tras la reconquista. Sólo llegan a nosotros unos muros de sillería que aparentemente son muros de contención del terreno. Configuran una planta irregular y se conserva un aljibe. Los muros son restos de una iglesia románica que se construyó en época medieval y que formaba parte del castillo. Fue construcción de sillares, de los cuales algunos conservan la marca de cantero. Era edificio exento que estaba acomodado al desnivel del terreno mediante obra de cantería. Tuvo una nave de tramo único con ábside cubierto con exedra de la que solamente queda el arranque. La bóveda está completamente hundida, siendo imposible determinar cuál era su arco.

Ermita de San Miguel

Con la última reconstrucción a finales del Siglo XX, es edificio exento con obra de sillería de una nave de dos tramos y capilla mayor. Ésta, que tiene ábside semicircular, está cubierta con bóveda de cañón. Los tramos están cubiertos con lunetos y tienen vanos adintelados. En el interior, la cornisa que recorre el recinto es de inspiración neoclásica. En la parte baja, el entorno es recorrido por un banco trabajo de albañilería. El banco que recorre el ábside es el original románico y tiene el ángulo bordeado con un bocel. La entrada es de arco rebajado y está protegida por un pórtico cubierto con maderos y abiertos al frente con puerta adintelada.

Ermita de Nuestra Señora de Casbas

Es construcción de sillares regularmente cortados. Es una nave de cuatro tramos y capilla mayor, que en planta solamente esta diferenciada por una cancela de separación, y en bóveda por la decoración pictórica. Todos los tramos están cubiertos con lunetos que tienen vanos en el muro de mediodía. Son de arco de medio punto al exterior y adintelados al interior. El recinto está recorrido en todo su contorno por un banco de madera apoyado en el muro, y con soportes torneados. El coro queda a los pies, en alto, sobre lunetos y tiene frente de arco de medio punto embebido en los muros. El interior del templo presenta un conjunto destacadamente barroco por la decoración mural con la que armonizan los otros elementos. La decoración pictórica, de autor desconocido, es toda de una mano y ofrece un programa iconográfico completo. La entrada es de un arco de medio punto, con portón de madera claveteada que tiene fecha de 1700. Está protegida por un pórtico cubierto con bóveda de medio cañón, abierto al frente con arco de medio punto. Esta fachada del pórtico queda enmarcada por pilastras semiempotradas lisas que sostienen una estructura adintelada, bajo la cual las enjustas tienen puntas de diamante, y que, a su vez, sostienen un frontón delimitado con molduras de inspiración barroca. Nuestra Señora de Casbas es talla románica.

Ermita de Santa Lucía

Es edificio exento del siglo XII, construido en sillería que conserva las marcas de cantero. Tiene una nave de tramo único cubierto con bóveda de cañón. En ella se pintaron tres arcos fajones que diferencian cuatro tramos. La capilla mayor está cubierta con exedra. La entrada está a los pies y es un sencillo arco de medio punto sin ornamentación.Ermita de San PabloSu fábrica es de sillar en fachada y sillarejo en laterales. Es de una nave de cuatro tramos con capilla mayor únicamente diferenciada por estar elevada con respecto a la nave. Los tramos están separados por arcos de diafragma, deformados en la actualidad, que sostienen la cubierta a dos aguas. La entrada es de arco de medio punto de ladrillo. Según el libro de cuentas de la cofradía de San Pablo Apóstol, las noticias documentales más antiguas que se tienen de esta ermita y de su cofradía son de 1618, aunque ambas existían con anterioridad. Al entrar el siglo XIX se acometieron obras de reconstrucción de la ermita siendo sufragadas con limosnas y colaboraciones de trabajo personal.En 1811 se hizo la sacristía, que costó 63 libras jaquesas y en cuya obra se emplearon baldosas y tejas extraídas del convento de dominicos; la calajera para guardar los ornamentos; se obró la replaceta frente a la entrada, se arregló el camino, etc.

Conversión de San Pablo

Junto a las aportaciones que hacía el pueblo, están también las de la nobleza: merece citarse el destacado papel jugado por la marquesa, viuda del II marqués de Ayerbe, María Josefa de Azlor y Villavicencio, quien ingresó en la cofradía el año 1802 en unión de sus familiares más próximos. Las diversas aportaciones en metálico que efectuó significaron un gran alivio para la economía de la Cofradía. En 1815 la marquesa de Ayerbe corrió con los gastos de impresión de las estampas que se hicieron con la escena del lienzo central del retablo y, en 1817, la marquesa Juana Bucareli, viuda del III marqués de Ayerbe, regaló una casulla morada. Asimismo contribuyeron repetidas veces la marquesa de Lierta y Rubí y el conde de Contamina con diferentes limosnas en metálico y materiales. En 1810 se hicieron trabajos para repelar el exterior de la ermita y en 1814 fue preciso desmontar el tejado para solventar el problema de las goteras. La casa del ermitaño se comenzó a edificar en noviembre de 1824. La Cofradía fue dotando a la ermita de todo lo necesario para el mejor desarrollo del culto divino: libros, ornamentos, bancos, un armario y una mesa en la sacristía. El interior fue enlucido y pintado. En 1818, se compró por 10 libras, 25 sueldos y 18 dineros jaqueses, un relicario de plata, obrado en Huesca, para contener reliquias de San Pedro y de San Pablo, provistas de sus correspondientes auténticas. De las dos lámparas que ardían ante el altar mayor de la ermita, el ayerbense fray Romualdo de Santa Leticia, carmelita descalzo del Colegio de Huesca, entregó en 1810 la mejor de ambas. Se compró en 3 libras, 3 sueldos y 12 dineros jaqueses con la condición de que si los religiosos regresaban al convento y la reclamaban había que dársela, devolviendo éstos los 3 duros pagados por la cofradía, que a eso equivalía el importe reseñado en moneda aragonesa.A finales del siglo XIX fue necesario obrar nuevamente en el edificio para preservarlo de la ruina.

Palacio de los Luna

El Palacio de los Luna destaca entre el caserío de la población por ser una buena muestra de arquitectura renacentista aragonesa. Tiene escudo. Su fábrica es de sillares y las fachadas están rematadas con la típica galería de arquillos de ladrillo, que aquí son aplantillados. El tejado vuela sobre alero de madera.

Casa Normante

Está situada en el nº 3 de la plaza Ramón y Cajal. Se trata de uno de los edificios más interesantes y singulares que hay en Ayerbe, por reunir una serie de características que lo distinguen del resto. Posiblemente fue construido en el siglo XVI. Su fachada es de admirar por la sencillez y sobriedad de sus líneas, que le confieren cierto carácter; toda ella es de piedra sillar, material muy empleado por los maestros constructores de la Bal de Ayerbe en los siglos XVI, XVII Y XVIII. La entrada consiste en un arco de medio punto compuesto por 13 largas y estrechas dovelas (caso único en Ayerbe); en la dovela clave campea un escudo, cuartelado, timbrado por un círculo donde está insertada una cruz griega que termina en brazos flordelisados. Mitad arco fue cegado con sillares y la otra mitad fue repicado para adaptarlo al hueco de la puerta actual, haciéndolo adintelado. En la misma planta baja, más hacia la izquierda, existe una puerta adintelada. En la primera y segunda planta dos balcones, con sus correspondientes repisas y barandillas de hierro, sustituyen a las primitivas ventanas. Como se construyó prácticamente sin alero, por remate tuvo una sencilla cornisa de piedra (que aún se conserva bajo la canalera metálica existente), de frente ligeramente moldurado, que se encargaba de recoger por un canal interior el agua de la lluvia, la cual era vertida al exterior a través de tres gárgolas, también de piedra, como el resto de la fachada. Estas tres gárgolas (otro caso único en Ayerbe) se apoyan en otros tantos canes de piedra. En 2007 el Ayuntamiento de Ayerbe aprobó proyecto de derribo para el inmueble, si bien no llegó a producirse gracias a la intervención de la Asociación de Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés, APUDEPA, que solicitó su catalogación a la Dirección General de Patrimonio Cultural.Por orden de 13 de noviembre de 2007, del Departamento de Educación, Cultura y Deporte, se incluyó en el Inventario del Patrimonio Cultural Aragonés.Arquitectura domésticaLa arquitectura doméstica coincide con las muestras tipológicas aragonesas del siglo XVI. En su construcción se usó mucho sillar, que quedó complementado con el ladrillo. Hay varias casas que presentan especial interés y con escudo ofreciendo un aspecto homogéneo al estar construidas con sillería y tener algunos remates de galería de arquillos.

Casa Normante, fachada

Fiestas patronales 

San Pablo El último domingo de enero se celebra la fiesta en honor al apóstol San Pablo. Cuenta la tradición que San Pablo, borracho y camino de Zaragoza, cayó en el campo y en el lugar que lo encontraron dormido se levantó una ermita. Todos los años los ayerbenses lo celebran con copiosos almuerzos en torno a la ermita que suele rematarse en comida si la fría mañana de enero lo permite. En el día anterior se encienden hogueras en las que se asan patatas, se calienta el cuerpo con buen vino de la zona y se acaba bailando en una gran verbena.

Virgen de Casbas

El primer domingo de junio se celebra la romería a la ermita de la Virgen de Casbas. Concurren procesionalmente las poblaciones de Ayerbe, Biscarrués, Fontellas y Losanglis. Se canta misa solemne. Cuentan que la Virgen vino desde Casbas de Francia queriendo este pueblo escoger y desde entonces es invencible baluarte que protege la vida y la fe de los ayerbenses, invocándola en momentos de prueba y confiando en su amor maternal. Comienza la fiesta el sábado con gran verbena que se alarga hasta el domingo con almuerzo y comida en la ermita.Historia: Esta fiesta es en acción de gracias por la milagrosa lluvia que el día 1 de junio de 1640 consiguieron la villa de Ayerbe y sus aldeas. Llevaron entonces en veneración esta Santa Imagen a la Colegiata de San Pedro de esta villa, donde se veneró nueve días y el último de ellos, que fue el primero de junio, la restituyeron a su santuario de Casbas. Antes de que las procesiones pudieran volver a sus pueblos, llovió con tanta abundancia que se restauró la cosecha. Consta todo de escritura pública que, en dicho día, mes y año se hizo y testificó para memoria de tan grande beneficio y en consideración del mismo hicieron Ayerbe y sus aldeas voto de venerar a esta Santa Imagen en dicho día. En 1981, la fecha de voto, mediante consulta popular fue cambiado al primer domingo de junio.Santa Leticia Desde el año 1549 es la Fiesta Mayor de la Villa. En torno al 9 de septiembre, en el que se festeja la fiesta de la Patrona, hay entre cuatro o seis días, según años, en el que vecinos y huéspedes de Ayerbe se vuelcan en las calles que fluyen alegría, culminando en una gran cena de hermandad en torno a las calderetas.

Semana Santa

La religión predominante del pueblo es el cristianismo.
En semana santa se organizan procesiones y la Cofradía de la Sangre de Cristo es la encargada de organizar los desfiles procesionales.

 

Procesión con Santa Leticia

De cuya peana cuelgan las uvas que, bendecidas, las repartirán los quintos por las casas. Hay comparsa de gigantes y cabezudos, charangas, competiciones deportivas, concursos infantiles, espectáculos, bailes, concursos culinarios, etc. Cada noche, carreras con los pirotécnicos toros de fuego. No es de extrañar pues, que cada año se acerquen más visitantes a participar y disfrutar de estas fiestas.

La feria, bajo la denominación de Feria de Alternativas Rurales del Prepirineo

El domingo más cercano al 21 de septiembre, festividad de san Mateo, recuerda aquella tradición lúdico-ferial que antaño dio reconocida fama a esta plaza

La semana micológica

Hace unos años, en el mes de octubre, constituye un acontecimiento social a nivel internacional. La Biblioteca Pública alberga la mejor colección aragonesa de libros sobre micología. El boyante comercio, hoy ajado, que desde la Edad Media y hasta mediados del siglo XX floreció en esta Villa, hizo a sus gentes con espíritu hospitalario, virtud que hoy orientan al turismo con sugerentes propuestas hosteleras y de alojamiento.

Gastronomía

Refollau

En Ayerbe podrá disfrutar el huésped o viajero de su gastronomía y especialidades propias. En la villa y cercanías, restaurantes distinguidos ofrecen una cocina original en la tradición y últimas novedades. Además, establecimientos de comida casera y bares de tapas completan un menú para todos los gustos. La base son siempre los productos naturales, tan variados en esta tierra y el resultado múltiples platos locales: ensaladas, sopetas, hervidas, migas a la pastor, migas con setas, verduras (borraja, bisaltos, habas tiernas, cardo, col, broquil…), lentejas, caracoles, salmorejo, pollo al chilindrón, cabrito asado, ternasco asado o en chuletas, caldereta, cordero a la pastora, madejas de corder (chiretas), tortetas, morcillas y embutidos variados. Hay otros productos de calidad reconocida: setas, miel, almendras, aceite, vino y los famosos productos de repostería que ha reclamado de siempre el viajero: la famosa torta de Ayerbe, el refollau y los empanadicos.

Anuncios